El amor sano

El amor para toda la vida no sólo existe sino que es posible. Si dos personas se amaron un día pueden amarse para toda la vida, claro, trabajando en ello. Hoy en nuestro ritmo de vida (o de supervivencia?) todo es “fast”, hasta el amor y si algo da trabajo, fuera del mundo laboral, cansa rápido y pasamos a otra cosa, para descubrir con el paso del tiempo, la soledad no deseada. Si no ese el panorama futuro que desea en su vida, aquí les dejo algunos tips de resultado garantido basado en la experiencia de muchos pacientes.

  1. Una relación duradera se funda en el compromiso en el que dos personas inician un camino juntos y que ambos desean. En este camino se conocerán e irán afianzando sus sentimientos y haciendo planes sobre un futuro común.
  2. Una relación duradera se funda en que cada uno se acepte a sí mismo y a su pareja tal como es. Pretender cambiar a la otra persona es querer transformarla en lo que no es. Sin embargo, pretender cambiar uno mismo para ser mejor persona no sólo es posible, es loable.
  3. Una relación duradera se funda en que cada uno se respete a sí mismo y a su pareja. Somos únicos como individuos, con nuestras virtudes y defectos, con nuestros pensamientos y sentimientos, con nuestras acciones o inacciones, con nuestros tiempos internos. Comprender y aceptar las diferencias es la base del respeto al otro.
  4. Una relación duradera se funda en que cada uno escuche al otro como el primer día. Nada de lo que una persona diga es banal. Siempre sale de su interior, sus pensamientos y sentimientos se expresan a través de sus palabras y gestos.
  5. Una relación duradera se funda en la comunicación. Expresar sentimientos y pensamientos crea un círculo de confianza y de complicidad además de ser un medio de conocimiento del otro en su humanidad.
  6. Una relación duradera se funda en el conocimiento de sus emociones y las de su pareja. Toda acción tiene un por qué y un para qué. Identifique y dele el valor que corresponda a cada emoción, el enojo y el odio dicen algo de nosotros, hablan de nuestras necesidades no satisfechas, no hablan del otro a pesar de que puedan haber sido los detonantes sus acciones o palabras.
  7. Una relación duradera se funda en atender, aceptar y respetar las necesidades de su pareja, lo que no quiere decir que las satisfaga si no están dentro de sus principios y valores.
  8. La relación de pareja está basada en igualdades no en niveles de poder. La competencia es uno de los aspectos que minan lentamente una relación y limitan el crecimiento individual.
  9. Si quiere destruir su relación, es sencillo: no lo acepte como es, pretenda cambiar su modo de ser, no lo escuche cuando habla y desconsidere lo que dice y siente, no respete sus gustos o necesidades y no le comunique sus verdaderos sentimientos, pensamientos y necesidades.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.