dcsimg

Las enfermedades psicosomáticas

Las enfermedades psicosomáticas surgen como resultado de la comunicación mente-cuerpo, y la única manera que tiene la mente para comunicarse con nosotros es a través del cuerpo (soma), a través de un “síntoma”, que, algunas personas por ignorancia (desconocen que hay algo que cambiar) y otros por negligencia (saben que deben cambiar, pero es más fácil tomar una pastilla), obliga a acudir al médico, quién, luego  de apoyarse en análisis y varios estudios, determina que no hay una causa orgánica que lo justifique y…. pastilla de por medio, todo queda así. «matamos al mensajero» aunque el mensaje seguirá allí, molestándonos. Son los llamados trastornos somatoformes, es decir enfermedades caracterizadas por distintas molestias y que no pueden ser explicadas por una lesión orgánica.

El inconveniente es que, igual que cuando colocamos un tornillo torcido en una tuerca, llega un momento en que no gira ni para adelante ni para atrás, nuestro cuerpo, después de avisarnos durante un tiempo que no estamos actuando para identificar primero y resolver después un problema, también deja de funcionar bien y el órgano que, como aviso, cambió su funcionamiento (síntoma) se enferma definitivamente, y es entonces, cuando ahora sí, los estudios comienzan a dar mal y el médico nos da medicamentos para el órgano enfermo, tranquilo él y tranquilos nosotros. Estamos ante la presencia de una enfermedad psicosomática, es decir de un proceso psicológico que tiene influencia en el «soma», cuerpo.

A veces, por no decir la mayoría de las veces, nos escuchamos diciendo que tenemos gastritis, dolores de estómago, hinchazón o gases, diarreas, asma, dolores de cabeza, colon irritable, faringitis o laringitis, dificultad para tragar, pérdida de la voz, mareos , visión borrosa, debilidad muscular, dolores corporales, dolor de espaldas, contracturas cervicales, menorreas, dolor al tener relaciones sexuales, dismenorrea, irregularidad de ciclos menstruales, hipermenorrea, dificultad respiratoria en reposo, palpitaciones o dolor torácico…para nombrar algunas, haciendo responsable al órgano o sistema de su mal funcionamiento. No  tomamos conciencia de que nuestro cuerpo no nació enfermo sino que fueron nuestras actitudes hacia el estrés que nos generan las dificultades familiares, laborales o sociales las que originaron la enfermedad.

¿Podríamos haber evitado enfermar? Unos si y otros no. Muchas personas han tomado conciencia de que hacer ejercicio con regularidad los mantiene sanos y fuertes. Son aquellos que se respetan y se cuidan, aquellos que sabiendo que al estrés no se lo puede evitar  ya que es inherente al sistema socioeconómico al que pertenecemos, si se lo puede bajar a un nivel saludable a través de poner orden y prioridades en su vida, sabiendo distinguir entre urgente e importante, aprendiendo a decir no cuando es necesario, disfrutando al máximo de cada momento de su vida y considerando al trabajo como un hobby y no como un trabajo.  Son las personas que son responsables de su vida y no víctimas de sistemas complejos que crearon para luego caer en sus redes.

Los que no pueden evitar enfermar tendrían que comenzar a preguntarse si en su vida está todo y todos aquellos que desean. Si la respuesta es NO, ya han dado el primer paso hacia la salud…el siguiente es pasar a la acción y hacer cambios, no para callar a su mente, sino para que no tenga nada que decir…

LAS PALABRAS Y SU SIGNIFICADO EN LA COMUNICACIÓN HUMANA

cineNo vamos a hablar de semántica sino para aclarar algunos conceptos que la PNL desarrolla con respecto a la conducta y la forma en que las personas se comunican.
Las palabras tienen un significado propio y eso lo estudia la semántica.

Todo signo lingüístico (palabra) tiene dos caras: el significante o parte material del signo que es, por ejemplo, el nombre que las cosas tienen  (todos sabemos lo que es una flor) y el significado o imagen mental que sugiere el significante (la flor en la que usted pensó al leer la palabra y que será diferente de la que yo pensé al escribir este artículo).
Grinder y Bandler -los creadores de la PNL- definen a las palabras como rótulos  que damos a parte de nuestra historia personal. (De sapos a príncipes).

¿Cómo accedemos al significado de las palabras?

Pensemos en la palabra (o significante) «flor». Obviamente todos tenemos el concepto de lo que a flor se refiere, lo hemos aprendido de nuestros mayores (cuándo aún no teníamos la experiencia suficiente como para darle un significado subjetivo) y ellos lo heredaron de sus mayores de la misma manera.

Pero ¿cómo accedemos al significado, al rótulo? Lo hacemos a través de imágenes (imaginamos quizá el jardín de nuestra madre cuando éramos pequeños), a través de sensaciones (la emoción que nos producía el olor de las flores en primavera) o a través de sonidos que quizá nos remontan a las primeras experiencias con los pétalos de las siemprevivas.

Cuando nos estamos comunicando, es decir cuando escuchamos pronunciar la palabra flor, no respondemos desde el   significado de la palabra según el diccionario, sino desde  el significado personal que para nosotros tiene esa palabra, es decir al registro cerebral del recuerdo de  nuestra experiencia con respecto a la misma. Por eso, distintas personas reaccionan de diferentes maneras ante un mismo significante o palabra. Como ejemplo basta escuchar las discusiones que sobre la religión, el aborto, la eutanasia, la crisis, etc. que abundan en nuestros medios.

Desde esta óptica, las palabras funcionan como anclas, seleccionan el tipo de recuerdos que traerá de la memoria al escuchar determinado signo lingüístico y no otro. Por ejemplo, para una persona dedicada a la venta de flores, la palabra flor tendrá una connotación económica, para una quinceañera una connotación emocional,  para las personas involucradas en la producción el cumplir con su trabajo… y así hasta el infinito. Y todos estos posibles y diferentes puntos de vista surgen de oír o leer la palabra flor.

Es  por este doble sentido, y no otro, que surgen las discusiones entre las personas. Imaginemos este diálogo:

-¡Qué ganas de ver una peli! -Dice María pensando en una salida al cine con su esposo.

– Dale! El fin de semana- Dice Juan pensando en una reunión con amigos para ver una película alquilada.

Llega el fin de semana y María pregunta ¿A qué hora saldremos?

-¿Cómo salir? Yo invité a José y Luisa para que vengan a ver una peli a casa- contesta Juan

-¿Viste que nunca me escuchas!!!!! Responde María ilusionada con la salida, decepcionada de su esposo y enojada con el cambio de planes que había imaginado (pero nunca comentado).

María dio por supuesto que hablaban de lo mismo cuando hizo su primer comentario…

¿Qué tendrá esto que ver con nosotros y nuestra forma de comunicarnos?………

BUENO- MALO, LINDO-FEO

 

pelea  Hay personas que miran la vida en blancos o negros. Se expresan de manera terminante. Emiten con soltura juicios sobre los demás del tenor bueno-malo, lindo-feo, blanco-negro. Viven como si fueran dueños de la verdad y como si esta fuera una sola: la suya. Se sienten superiores al común de los mortales. Como consecuencia de su estrechez de mente suelen establecer relaciones básicas con los demás, de poca profundidad, pues están siempre alertas,  juzgado cada nuevo estímulo que llega.

 

Veamos un ejemplo. Ester  tiene este tipo de pensamientos. Una mañana escucho a Miguel,  su esposo hablando por teléfono antes de salir para su trabajo, sin entender muy bien de que se trataba, sólo oyó que decía » entonces quedamos para las 9″. Cuando se marchaba Miguel,  ella se quedó pensando e imaginando variedad de situaciones, todas ellas basadas en experiencias de mucho tiempo atrás, cuando eran novios. Cuando a la hora habitual su esposo no llegaba se confirmaron sus  elucubraciones: seguro que se reunió con sus amigos otra vez!!!!

 

Al llegar Miguel cerca de las 22 hs. Ester lo espera muy enojada y a boca de jarro le espetó «Te dije que cuando salieras con tus amigos me avisaras!!!!! Y al mismo tiempo que esas palabras escapaban de su boca, mira las manos de él llenas de grasa y escucha a su esposo, que enojado, le responde «siempre pensando mal!!!! Se ha roto el coche en la mitad del camino y hasta ahora no pude llegar, además me quede sin señal en la autopista!!!!

 

Una vez más Ester perdió la oportunidad de callarse la boca haciendo más grande la brecha que la separa de su esposo por su permanente actitud de adivinar lo que podría estar pasando y llevar su suposición al plano de la verdad absoluta.

 

Ester no pudo comprender lo enriquecedor que es tener un abanico de posibilidades y en esto estamos trabajando ahora en terapia. Está comprendiendo que  competir  para ver quién tiene la razón o quién gana, en cualquier situación no la hace más segura de sí misma ni sirve para acercarse a los demás.

 

Es muy probable que las personas que comparten esta forma de conducirse en la vida en algún momento no se sientan cómodas consigo mismos, o se sientan muy solas, sin embargo desconocen cómo salir del laberinto en el que se encuentran porque este tipo de pensamiento está muy arraigado en ellos y surge automáticamente, sin darse cuenta. Por ello es necesario que busquen ayuda profesional que los guíe hacia nuevas conductas y formas de ver la realidad.

 

Claves de una buena pareja

ying yang

  • La primera clave es el amor. Sólo él hará posible que los puntos que siguen se den naturalmente o sin esfuerzo.
  • La armonía de una pareja está determinada por la libertad que se dan mutuamente sus integrantes porque este ingrediente ayuda al desarrollo y crecimiento de ambos.
  • El respeto mutuo es otra condición. Respeto de necesidades, respeto sobre decisiones relativas a la vida personal, a la necesidad de disfrutar de deportes o amigos, a los silencios, opiniones  y  estados de ánimo.
  • Respeto por las normas que la pareja acuerda para su convivencia.
  • Escuchar al otro.
  • El dialogo es otro ingrediente que no puede faltar en una buena pareja. Callar para evitar hablar de más es sano, sin embargo hacer del silencio una pesada cadena es nocivo para la pareja. Siempre que surjan diferencias hay que comunicarse, escucharse y opinar. Los silencios siempre se prestan a malos entendidos y estos fisuran una sana relación. Los conflictos deben resolverse en el momento que surjan, jamás se los debe «dejar pasar» porque no pasan por sí mismos ni con el paso del tiempo, siempre retornan y cada vez con más fuerza.
  • Atender cuando el otro pide lo que necesita.
  • Consideración en las decisiones importantes de la opinión del otro miembro de la pareja.
  • No exigir lo que el otro no quiere o no puede dar.
  • Conciliar siempre las opiniones diferentes en decisiones de pareja.
  • Colaborar con las tareas de la casa que comparten.
  • Considerar al otro como un igual. No esperar de él más de lo que se le da.
  • No culpar, no pasar «facturas». Si la otra persona se equivocó debemos pensar que no lo hizo adrede ni intencionalmente. El hecho ya pertenece al pasado y es allí donde debe quedarse. En el presente hay que buscar soluciones para que el hecho y sus consecuencias pueda quedar superado.
  • Ser honestos en todo momento. La honestidad aleja fantasmas y potencia la credibilidad de los integrantes de la pareja.
  • Compartir. Formar una pareja implica dar y recibir en igual medida, el egoísta nunca puede formar una buena pareja porque solo atiende a sus propias necesidades.

 

LA SOLEDAD

1973-B1«Y de pronto me sentí sola, de toda soledad, de la más absoluta soledad, dijo Marcela con un profunda angustia…»

Y como tu angustia me dolió Marcela, como tu terapeuta quiero pedirte que cierres tu mente por unos instantes a tus pensamientos actuales, a tu autocompasión y abras tu mente a mis palabras, las leas cuidadosamente y pienses en ellas relacionándolas con cada uno de los instantes significativos de tu vida.

Marcela comprender que estás sola es el primer paso para construir una sólida autoestima y plena libertad,  ya que estarás…

Sola  para cuidarte porque no dependerás de otros para estar bien.

Sola para tomar decisiones en tu vida porque sólo tú sabes los aspectos que evaluarás para hacerlo, sabiendo lo que estará en juego, confiando en tus posibilidades de realizarlo y asumir sus consecuencias.

Sola para decidir que no quieres ser juzgada como persona a través de una de tus acciones porque eres más que un instante de tu vida.

Sola para comprenderte, sin sentir la necesidad de ser comprendida por cualquier otro.

Sola para conocerte,  sin pedir a los demás opiniones sobre tu persona, porque ellos pondrán en ti actitudes o rasgos que provienen de sus propios mapas, de sus necesidades o deseos y que podrían no corresponderte.

Sola para amarte sin pedir a los demás que lo hagan, porque si necesitas pedirlo de cualquier modo, no te amarán por lo que eres sino por lo que puedas dar a cambio.

Sola para respetar tus necesidades sin esperar a que otro lo haga, porque podrías esperar toda tu vida sumida en el dolor y la desilusión.

Sola para conocer,  enfrentar y vencer tus miedos desde tus fortalezas, sin buscar a alguien que te proteja de ellos.

La soledad es una aliada Marcela porque ella es una oportunidad para transformarte en una mujer mejor, más completa y más segura de ti misma  para que en compañía puedas mostrarte tal cual eres: autosuficiente, auténtica y finalmente libre.

Terapia “on line” o psicoterapia presencial?

imagesCA8FJ1Q1

He recibido este correo que deseo compartir (junto con mi respuesta) con las personas interesadas en hacer terapia “on line” y que aún no han dado el paso. Valga esta respuesta para cualquier interesado.

Hola Ana, soy argentina y vivo en NY, Estados Unidos desde hace unos años, si bien hablo correctamente el inglés, siento que no es lo mismo expresar mis emociones en ese idioma, por este motivo he pensado en hacer terapia por internet con un profesional de habla hispana. Sin embargo tengo dudas ya que he hecho terapia presencial en mi país y no sé si es lo mismo. ¿Me puedes ayudar a decidirme? Andrea

Hola Andrea, imagino que tu duda es la misma que tienen todas las personas que necesitan hacer psicoterapia y viven en un país donde se habla otro idioma, distinto al nativo. Hace muchos años que practico esta profesión cara a cara y  cinco que lo estoy haciendo “on line”. En mi experiencia como profesional los resultados que obtuvieron mis pacientes con ambas modalidades es el mismo. En estos cinco años he llegado a la conclusión que la efectividad de la terapia a través de internet es tan eficiente como la terapia cara a cara. En ambas modalidades el factor de éxito radica en la voluntad de la persona en producir cambios en un momento insatisfactorio de su vida (ya sea por dolor, inmovilidad,  dudas, celos, ansiedad….etc.).

No obstante, como soy parte, ya que es mi profesión, te ofrezco la posibilidad de ponerte en contacto con pacientes que han hecho terapia “on line” y ellos podrán contarte la experiencia que tuvieron.

Gracias por comunicarte!!

El amor sano

El amor para toda la vida no sólo existe sino que es posible. Si dos personas se amaron un día pueden amarse para toda la vida, claro, trabajando en ello. Hoy en nuestro ritmo de vida (o de supervivencia?) todo es «fast», hasta el amor y si algo da trabajo, fuera del mundo laboral, cansa rápido y pasamos a otra cosa, para descubrir con el paso del tiempo, la soledad no deseada. Si no ese el panorama futuro que desea en su vida, aquí les dejo algunos tips de resultado garantido basado en la experiencia de muchos pacientes.

  1. Una relación duradera se funda en el compromiso en el que dos personas inician un camino juntos y que ambos desean. En este camino se conocerán e irán afianzando sus sentimientos y haciendo planes sobre un futuro común.
  2. Una relación duradera se funda en que cada uno se acepte a sí mismo y a su pareja tal como es. Pretender cambiar a la otra persona es querer transformarla en lo que no es. Sin embargo, pretender cambiar uno mismo para ser mejor persona no sólo es posible, es loable.
  3. Una relación duradera se funda en que cada uno se respete a sí mismo y a su pareja. Somos únicos como individuos, con nuestras virtudes y defectos, con nuestros pensamientos y sentimientos, con nuestras acciones o inacciones, con nuestros tiempos internos. Comprender y aceptar las diferencias es la base del respeto al otro.
  4. Una relación duradera se funda en que cada uno escuche al otro como el primer día. Nada de lo que una persona diga es banal. Siempre sale de su interior, sus pensamientos y sentimientos se expresan a través de sus palabras y gestos.
  5. Una relación duradera se funda en la comunicación. Expresar sentimientos y pensamientos crea un círculo de confianza y de complicidad además de ser un medio de conocimiento del otro en su humanidad.
  6. Una relación duradera se funda en el conocimiento de sus emociones y las de su pareja. Toda acción tiene un por qué y un para qué. Identifique y dele el valor que corresponda a cada emoción, el enojo y el odio dicen algo de nosotros, hablan de nuestras necesidades no satisfechas, no hablan del otro a pesar de que puedan haber sido los detonantes sus acciones o palabras.
  7. Una relación duradera se funda en atender, aceptar y respetar las necesidades de su pareja, lo que no quiere decir que las satisfaga si no están dentro de sus principios y valores.
  8. La relación de pareja está basada en igualdades no en niveles de poder. La competencia es uno de los aspectos que minan lentamente una relación y limitan el crecimiento individual.
  9. Si quiere destruir su relación, es sencillo: no lo acepte como es, pretenda cambiar su modo de ser, no lo escuche cuando habla y desconsidere lo que dice y siente, no respete sus gustos o necesidades y no le comunique sus verdaderos sentimientos, pensamientos y necesidades.

TRUCOS PARA ELIMINAR PENSAMIENTOS INDESEADOS

Una de las características de la ansiedad es el abundante diálogo interno, llamado también pensamientos o ideas rumiativos. Estos pensamientos aturden a la persona que los sufre y por más que lo intenta le resulta imposible dejar de hacerlo.

TRUCO 1: “No debo pensar” es la frase que se repiten una y otra vez, sin resultados. Y es que esta frase no funciona porque el cerebro no registra frases negativas. La “no existencia” no es reconocida. Veamos si es cierto: si yo le digo “No piense usted en una mariposa azul”. ¿Qué ha pasado??????? Claro, la imagen de una mariposa azul vino a su mente. Esta es la razón por la que nuestras frases, deseos o propósitos que comienzan en NO, no dan resultado. “No debo pensar” se transforma en “debo pensar”, de la misma manera que “no voy a fumar” en “voy a fumar” o “no voy a comer” en “voy a comer”. Recuerde siempre que desee algo transfórmelo en positivo, piense en lo que quiere, no en lo que no quiere!!! Sea constante.

En vez de “No debo pensar” dígase “Voy a prestar atención a lo que estoy haciendo ahora” .

En vez de “No quiero fumar” dígase “Quiero estar sano”.

En vez de “No debo comer” dígase “Quiero estar delgado”.

TRUCO 2: Si se encuentra caminando por la calle y el diálogo interno no lo abandona, es efectivo sacar la atención de nuestros pensamientos internos en actos intencionados externos. Podría contar los hombres o las mujeres  que pasan a su lado, los coches de determinado color que están estacionados, la cantidad de puertas por acera, cantar suavemente su canción favorita…. Y todo lo que a usted se le ocurra que pueda efectivamente distraerlo de sus pensamientos. Sea constante.

TRUCO 3: Si se encuentra en su casa, ponga música alegre y cante en voz alta mientras realiza las tareas hogareñas, busque recetas en internet y cocine siguiendo las instrucciones, aprenda una poesía y repítala cada vez que se encuentra hablando con usted mismo. Sea constante.

TRUCO 4: Si se encuentra en la oficina y su trabajo se lo permite, recite la tabla del 9, 8 o 7 de atrás hacia adelante. Ocupa poco tiempo, pero por un rato le distraerá. Repita cuando vuelvan los pensamientos. Si puede hable un rato con un compañero, o de un corto paseo observando los objetos que encuentra a su lado. Observe un objeto cualquiera y piense en al menos tres usos diferentes que le pueda dar. Busque otras opciones para distraerse, deje volar su imaginación….Eso sí, sea constante.

TRUCO 5: Aprenda meditación. Es muy buena para valorar a que pensamientos se le debe prestar atención y a cuáles no.

TRUCO 6: Si estos pensamientos aparecen más notoriamente en la noche, ante todo tenga a mano en su mesa de luz papel y lápiz (para anotar aquellos pensamientos que necesitará
recordar en la mañana). Luego busque una selección de música (sugiero: El alma de las flores silvestres de la Patagonia de José Luis Tubert) y luego de apagar la luz y disponerse a dormir imagine el lugar que la música le sugiere, y, si le gusta y le transmite paz y tranquilidad, métase en ese sitio, observe los colores y los movimientos, escuche los sonidos y sumérjase profundamente en esos sentimientos y déjese llevar por la somnolencia y la placidez. Sea constante.

Sea constante: La mente ha automatizado la forma de responder a la ansiedad, de hecho los pensamientos surgen en tropel y pocas cosas los detienen. Para romper este automatismo es necesario generar un nuevo hábito o automatismo. Aunque parezca que el resultado de estos trucos es breve, la repetición y la constancia los irá ampliando hasta fijarlos. Llegará un día en el que se sorprenda porque hace un tiempo el diálogo interno… lo ha abandonado.